ENTRE EL ASIENTO Y EL VOLANTE (historia corta) Abril 2020

Posted: 15 April, 2020 in 2020
Tags: , , , , ,

Copia de 2020-04-15–¡Vamos! ¡Con fuerza! ¡Que es exigente!

¿Qué sexy gente?

Me parece oír al profesor. Pero es imposible. Imposible, porque estoy pedaleando sola, sin gorra, sin aretes, con las uñas rotas y la ropa suelta y, porque la clase que estoy viendo en YouTube, debió haber sido grabada hace cuatro o cinco meses, en Italia o en España, cuando el invierno no había llegado y nadie lo esperaba, así como vino para no irse todavía.

Me distraigo. No quiero pensar en eso.

–Comiencen suave. Este es el plan, les esperan cincuenta minutos, cuatro cuestas hasta coronar la montaña.

¿Coronar la montaña?

2020-04-15 11

El tema es que, después de muchos años, me he reencontrado con mi bicicleta estacionaria, esa que venía usando para colgar sombreros y una que otra cartera. Y he descubierto con cierto beneplácito que existen programas que, mientras el profesor te llena de indicaciones, puedes hacer ejercicio y escuchar música y ver árboles, calles, gente, autos, motos, casas, mares, montañas, el cielo azul, flores y casi sentir el viento y estar a punto de respirar aire fresco.

–¡Vamos! ¡Pronto acabaremos!

2020-04-15 6Pedaleo plano, velocidad constante y luego subo, tiro hacia arriba, me paro, la música me lleva, We will rock you, me inspira Queen, lagunas, bosques, calidad de resistencia, no puedo, si puedes, sube, ¿hasta cuándo?, párate, siéntate, quiero salir, no debes, la ruta es increíble, infinita. ¿Adelgazaré con esto? Cambios de cadencia. ¿Decadencia? Aguanta. El baile. La intensidad está en la carga, no veo el sol, no siento el viento, no huele a tierra, inventa, imagina, llegamos a la parte más dura, tu puedes, I used to rule the world… comienza Coldplay. ¿Cuándo terminará esto? Aplanemos la curva, punto de inflexión, estamos llegando. Martillazo. No encuentro flores, cuatro paredes, no siento voces, no hay colores. Ten paciencia, nadie dijo que sería fácil.

–¡Pueden tomar agua! ¡Donde está la bandera terminamos!

Con mi toalla roja me seco el sudor de la frente y de los brazos.

2020-04-15Me paro. ¡Ciento diez giros por minuto! ¡Allá voy! Hace mucho que no iba tan rápido. Y los pedales se aceleran y se escapan de mis zapatillas, no puedo controlarlos, me golpean y mis pies se quedan atrás y la música empieza de nuevo y no veo más el video, el YouTube maldito y al profesor y sus gritos y mis rodillas sangran, me falta aire, mi cuerpo se enrosca, busca ir al pasado y se protege como un feto.

Quedo atrapada entre el asiento y el volante.

–¡Estamos coronando la montaña! ¡Cuando lo logren les doy una tregua!

 ¡No puede ser! En veinte años montando bici por piedras y tierra, pantanosos bosques y bajo la lluvia, nunca me he caído y ahora, estoy enrollada en una bicicleta estacionaria, en el dormitorio de mi casa sin poderme levantar.

Me duelen los brazos, el hombro derecho, las manos. No veo luz. Traspiro. Necesito paz.

El pelo se me pega en la frente. Debí amarrármelo.

Las cuatro paredes.

¿Hasta cuándo?

–¡Todavía no tomen agua! ¡Con fuerza! ¡Seguimos de pie! ¡Vamos! ¡Que es exigente!

No joda! Que sexy nada, que estoy sola en mi casa. ¿No entiende? Me agarro del timón. El cielo está negro y cargado de estrellas. ¡Busquen su resistencia! Dice el profesor mientras le inspira Abba, You are the dancing queen y alguna cancioncita más. Desenredo mis piernas. Me levanto. Salgo de la bici. Mis heridas sangran, me duelen, las limpio con mi toalla y, como si un caballo me hubiera lanzado al suelo, me paro y vuelvo a montar.

–Cojan el ritmo, aguanten, que ya terminamos. ¡Encuentren la bandera!

Y me imagino ricas montañas, fértiles tierras, risueñas playas, autos, calles, ríos, quebradas, gorriones, bulla, gente, bocinas, supermercados, un roce, un abrazo, un beso, una caricia, mi toalla roja, es mi Perú.

2020-04-15 16Rossana Sala

Abril 2020

Pandemia

(Párrafo final inspirado en la canción “Mi Perú” de Manuel “Chato” Raygada)

Comments
  1. Carmen says:

    Sentí que sudaba y que el corazón se me salía del tremendo esfuerzo. Además de bien escrito tiene un ritmo de poesía! Me encantan tus dibujos!

  2. Nelson Zuluaica says:

    Divertido cuento, se siente la acción, pero también la opresiva atmósfera de encierro por causa del implacable virus. Yo no practico bicicleta estacionaria, sino marcha estacionaria. Cordial saludo, y gracias por contribuir a hacer llevadera esta indefinida cuarentena.

GRACIAS POR SU COMENTARIO. PUEDE ESCRIBIRLO Y PRESIONAR "POST COMMENT". NO NECESITA INDICAR SU NOMBRE NI CORREO ELECTRONICO.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s