ESOS OJOS (cuento corto)

Posted: 24 May, 2016 in 2016
Tags: , , ,

Sus ojos, cargados de tristeza y humedad, se fijaron en los míos.

No era posible.

Era una tarde de lluvia gruesa, incesante, única, que había empezado a azotar los cielos de un momento a otro en medio de las montañas.

treeA mí me encanta la lluvia y fue por eso, estoy segura, que a pesar de haber visto esa mañana al levantarme, el cielo tan oscuro que anunciaba la peor de las tormentas, salí de casa dispuesta a hacer una larga caminata.

Unos días atrás me había quedado sola.

Llevaba ya más de cuatro horas disfrutando de mi paseo cuando supe, sin saber la razón, que algo iba a pasar.

Me iba a pasar.

No me importó y seguí mi camino.

Pero esos ojos. Esos ojos cargados de tristeza y humedad se fijaban en los míos allí, escondidos entre las ramas.

¿Sería posible?

En ese momento, recién me di cuenta de que ese sábado a diferencia de otros, no me había cruzado con nadie en mi trayecto. La ruta era sencilla, bastante concurrida por la gente de la ciudad que al igual que yo, buscaba entre las hojas, sobre la hierba y el barro, escapar del ruido, olvidar, encontrar un poco de soledad quizás, y poder respirar ese lejano aroma a tierra que tanta falta hace.

¿Acaso debí quedarme en casa esa mañana?

¿Sabrían los demás algo que yo ni siquiera sospechaba? Después de todo, yo era una extranjera en ese pueblo. Una turista adaptándose a una nueva vida que solo buscaba disfrutar lo que no era posible en mi ciudad.

Me quedé quieta.

Decidí no dar un paso más.

Busqué esos ojos. Ya no estaban.

La lluvia. El viento. Mi imaginación. ¿Dónde se escondía esa mirada cargada de tristeza?
Sentí frío.

La soledad había llegado a congelar mi cuerpo.

A darme miedo.

Me senté sobre una roca que me permitía observar desde la altura la ciudad entre la lluvia. Distraerme.

Estaba cansada.

Pensé esperar a que mejorara el tiempo.

Cuando de pronto, allí entre las sombras, sobre esa piedra fría y dura, algo me cubrió la espalda.

Me cobijó.

Perdí el aliento.

Mi corazón golpeó con fuerza cuando al volver el rostro me encontré con su sonrisa y su mirada.

 

 

Lima, 14 de mayo de 2016

 

 

Comments
  1. Anonymous says:

    Es el estilo de cuentos amenos, diferentes. Con finales sorpresivos. Me gusta!

  2. Anonymous says:

    Bonito, sencillo, con esa carga de dulce melancolía que sólo tu sabes impregnar!!

  3. Anonymous says:

    Tu estilo es muy sencillo, casi diría minimalista. Frases cortas, muchos puntos aparte, un poco de suspenso o, mejor diré, de misterio. Muy bien!

GRACIAS POR SU COMENTARIO. PUEDE ESCRIBIRLO Y PRESIONAR "POST COMMENT". NO NECESITA INDICAR SU NOMBRE NI CORREO ELECTRONICO.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s