Oye, mírame. Hazme caso.

Posted: 7 November, 2013 in 2013
Tags: , , , ,

El sol brilla.

Son las tres de la tarde y me veo crecer.

Vamos. Camina. Te acompaño. Me da lo mismo si corres, yo voy detrás de ti.

Es sábado y el parque nos espera.

Aquí estamos querido mío. Juntos otra vez.

Ni la fuerza del viento podrá separarnos. Te revuelve el cabello, te sacude el abrigo, pero yo sigo acá.

Bueno. Está bien. Te dejaré solo por un rato mientras te inspiras y redactas esas absurdas cartas de amor bajo los árboles.

Esa penumbra de cipreses tupidos y fuertes, me volverá invisible. Es lo que buscas. Lo sé.

No te demores, por favor, no lo hagas.

Yo te espero. Te cuido de lejos.

Todas esas líneas que escribes no te servirán de nada.

Siempre es lo mismo. Nadie te responderá.

En cambio yo, yo sí te quiero.

Allí vienes. Tardaste mucho. Me hiciste falta.

Pero no importa.

Los faroles iluminan las calles. Vuelvo a existir.

Déjame colarme entre tus pies, entre tus suaves pisadas y acompañar silenciosa tu andar.

Oye, mírame. Hazme caso.

Soy tu sombra.

De mí nunca podrás escapar.

Aunque no quieras verme y me ignores;

aunque no me sientas y me pisotees;

yo sigo y seguiré tus pasos.

Te escucho. Te entiendo. Te acompaño. Te acaricio.

También te beso.

Yo te querré hasta el final. Porque incluso allá en el infinito, habrá una luz eterna que me transformará en tu amada una vez más.

                                                     TU SOMBRA

GRACIAS POR SU COMENTARIO. PUEDE ESCRIBIRLO Y PRESIONAR "POST COMMENT". NO NECESITA INDICAR SU NOMBRE NI CORREO ELECTRONICO.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s