¡Coño! ¡Caramba! (diferencias en el castellano)

Posted: 30 May, 2013 in 2013, mayo (¡Coño! ¡Caramba!)
Tags: , , , , , , ,

 Yo:   ¿Me da una caja de banditas por favor?

Farmacéutico: ¿Banditas?

—-

Yo:   ¿Señorita, tiene polos por favor?

 Vendedora en el centro comercial: ¿Polos?

—-

 En una calle en Caracas

 Yo: ¿Cómo llego a la Quinta Avenida? —  le pregunté por teléfono a la amiga a quien iba a ir a visitar.

Amiga:  Vas derecho por la Cuarta Transversal. Allí hay una redoma. A juro doblas a la izquierda. Cuando encuentres un policía acostado, avanzas unos metros.  Yo vivo en la quinta que queda frente a la mata de aguacates.

Derecho — Ok. Que vaya de frente.

Redoma —  Ok. Óvalo.

A juro     —  ¿Así se llamará la calle? ¿No la veo? Tendré  que doblar por acá. No me queda otra opción.

 

Llamo a mi amiga: Oye María Elvira,  ya debo andar cerca de tu casa, pero a ese policía acostado no lo veo.  ¿A qué hora  pasaste por acá? ¡Yo creo que ya se levantó y se fue!

                   A juro               —  de todas maneras

Quinta    — casa

Policía acostado       — rompe muelles

Mata de aguacates   — árbol de paltas

 —-

En la playa de estacionamiento al parquear el carro

 Yo: Baja la luna.

Amigo: ¿Ahh?

Yo: La luna. Que bajes la luna que ya llegamos.

Amigo: ¿Que baje la luna?

 Luna  —  luna

                       Vidrio —  ventana del auto

¿Playa de estacionamiento?  ¡Cómo se le ocurre mi reina! Si por acá no está el mar!

Mi reina  — señora

Estacionamiento  —  playa de estacionamiento

—-

En la bodega

 Yo: ¿Me da por favor un kilo de huevos?

Vendedor: ¿Y dónde está la cámara escondida?

Yo: ¿Qué?

Vendedor: ¿Cómo que un kilo de huevos? Los huevos no se venden por kilo sino por  cartón. A ver pues, ¿cuántos huevos vienen en un kilo? Sólo si sabe se los vendo. Déjeme ponerlos en el peso.

—-

Abasto — bodega;         peso — balanza;     trece huevos — un kilo (¡adiviné!);

Patilla  — sandía;          lechosa — papaya;  maíz— choclo

Parchita — maracuyá;   caraotas — frejoles…

Acuérdate Rossana, acuérdate

Hacer el ruedo — hacer la basta;   flequillo — cerquillo;

Chamo — muchacho;                     pitillo — cañita/sorbete

Fuente — azafate;                          carajito — niño pequeño…

—¡Qué bueno que hablamos el mismo idioma!

 —-

¿Tiritas? ¿Cinta adhesiva?

—-

¿Camisetas?

—-

En el café con amigas

Mesonero: ¿Qué les sirvo?

A: Un marrón grande.

B: Un negrito corto por favor.

C: Un guayoyo para mí.

D: Un con leche.

Yo: Un negro, largo y con leche.

Mesonero, A,B,C,D y  mesa del al lado: ¿Qué?

Yo: Bueno, mejor sírvame una hierbita. ¿Qué hierbas tiene?

Mesonero a punto de llamar al administrador:  ¡Acá no vendemos hierbas señora!

 Marrón grande   — café con leche en taza grande

Negro corto      — café  puro en taza pequeña

Guayoyo  — café americano dulce

                                                 Con leche        — café con más leche que el marrón (marrón claro)

Té — hierbas

Mesonero  — mozo

 —-

¿No se llaman Venditas?

—-

¿T-shirt? ¿Jersey? ¿Camisetas? ¡Lo que ese muchacho lleva puesto! ¡Un polo, señor! ¡Un polo!

¡Ahh! ¡Franela!

—-

Con el plomero

 Yo:  Maestro, ¿y cuánto le demorará reparar el grifo?

Maestro: Una hora seguro, mi doña.

Yo: Ah, qué bueno. ¿Y cuánto me va a cobrar, maestro?

Maestro sacando la cabeza del fregadero con cara de furia: Óigame señora, ¿usted se está burlando de  mí? ¡Yo no soy maestro! Soy plomero. ¡Los maestros están en las escuelas!

Yo: Disculpe, maestro.

                 Grifo — caño

 —-

 En el camión de frutas

 Yo: ¡Una docena de plátanos por favor!

Vendedor (¿camionero?): ¿Una docena?

Yo: Sí, claro, gracias. (Uff! Por fin me entienden)

Plátano — plátano para freír de unos veinte cms. cada uno  (¡No!)

Cambur — plátano (eso es lo que quería)

 —-

¿Parches para proteger las heridas?

—-

Trotando en el parque

 Yo: ¡Cuidado con el pasador!

Amiga: ¿Qué?

Amiga: ¡Qué linda tu cachucha!

Yo: ¿Qué?

Amigo: ¡Qué arrecho corres!

Yo: ¿Qué?

Amigo:  ¿Me das la cola?

Yo:  ¿Qué?

Trenzas     — pasador  (nunca pude decirles a mis amigos que se las amarren)

Cachucha — gorra (preferí no ponerme una)

Arrecho     —  bien (al terminar de oír a mi amigo, ¡me fui de cara!)

Dar la cola — jalar, dar un aventón en el carro (fue mejor  evitar mal entendidos)

 —-

Reparando las llantas de la bicicleta

Elías: Anda al grifo con la bici para que le arreglen las llantas. Pero ten cuidado, acá, en Venezuela, a las llantas les dicen cauchos y a la cámara de las llantas, riñón. Para nosotros, los peruanos, es una confusión este tema.

Yo: Gracias, Elías.

Yo: Maestro, ¿me ayuda por favor? Necesito que le cambie los riñones a la bici.

Grifero: ¿Qué?

               Bomba — grifo /gasolinera

Bombero — grifero

 Tripa   — cámara

Riñón — riñón

 ¡Elías! ¡Elías!

—-

Con una amiga que maneja distraída

 Yo: ¡Toca el claxon!  ¡Voltea el timón! ¡Estamos contra el tráfico!

María Elvira: ¿Qué dices chama? ¡No te entiendo! Se espichó el caucho ¡coño! ¡Y en este palo de agua no veo nada!

—-

Corneta — claxon

Volante — timón

Flecha — contra el tráfico

Espichar el caucho — bajar la llanta

Chama- muchacha

¡Coño! — ¡Caramba!

Palo de agua — lluvia torrencial

 —-

 ¡Ahh! ¡Usted quiere una curita!

Curita — Curita

 ¡Coño!

Escrito por Rossana Sala, en Lima, en una noche de insomnio el 30 de mayo de 2013.

                                           Insomnio — Insomnio

Comments
  1. Jaime says:

    Hola Rosana:
    Me da mucho gusto saludarte, sin duda, Caracas, mejor dicho, Venezuela, nos marca e ingresa una nueva cantidad de palabras a nuestro vocabulario, original, entretenida, y muy simpática tu nota, me encantó leerla. Saludos

  2. Desde México says:

    Original y divertido texto sobre las expresiones idiomáticas
    latinoamericanas, Rossana, pero espérate que vayas a México y te digan
    que estás “a toda madre” o que estás “hecha un cuero” a ver si les
    entiendes…Un abrazote.

  3. Desde Bolivia says:

    Rico (es mi comentario y aporte a tu diccionario de reginalismos,
    dichos, expresiones, etc).

  4. Alfredo says:

    Hola Rossana. Me gustó tu relato. Veo que andas muy pegada a las memorias. En tu repertorio venezolano estuve buscando la palabra “gafo”. ¿La has oído en Caracas? ¿Es muy usual…?

    • Rossana Sala says:

      Me alegro que te gustara! Eran historias que tenía en la cabeza y me decidí escribirlas.
      Sí, gafo es como tonto…si no me equivoco o si no soy una gafa!
      Gracias por leer mi blog!

  5. Alfonso Mendez-Lossada says:

    No se me olvida Lucho, el bicicletero. Le digo: Lucho necesito que me cambies el caucho porque se pinchó y le pongas una tripa nueva y ademas le cambies el gusanillo. Y el tipo se me quedo mirando como si estuviera hablando chino. Cuando le explique, el me dice: Ahhh…Se te espicho la llanta y quieres una cámara nueva y que le cambie la válvula. JAJAJAJAJA!!
    Alfonso

  6. Marilú Torres says:

    Qué buena Rossana, me has hecho reír, y es que a una le pasan tantas cosas al principio. Aquí algunas que me acuerdo, a lo mejor son como más rajadas (autóctonas) ya que son de la zona de Valencia en el Occidente del país:
    -chamo (a) – muchacho(a)
    Trompo enrrollao – problemón
    Esmechar – desmenuzar
    mechúa – despeinada – desaliñada
    Un culito – un chica rica y apretadita
    Parchita – maracuyá pero también una forma coloquial de decir “Marico”
    sifirina -pituca
    patiquín -pituco ridículo
    y así hay muchísimos más , pero no quisiera terminar sin contarles una de mis primeras anécdotas de cuando nació mi niña.
    La bebé ya tenía como cinco meses y la llevé a la pediatra para su chequeo mensual, entonces le mandó su primera comida. Me dijo: “bueno Mija, usted ya puede empezar a prepararle algo más sabroso a esta carrizita, así que le vamos a mandar su sopita de lagarto con ñame, ocumo y apio todo esto bien licuado como una cremita, lo puede intercalar con puré de papas con su trozo de muchacho, que sea mejor redondo porque el cuadrado es más duro, pero eso sí todo bien licuado también”.
    Como se imaginarán sus palabras causaron gran impacto en mí, pero claro yo joven e ingenua no me atreví a preguntar nada y me hice la muy entendida. Me pasé más de una semana husmeando por los supermercados y carnicerías tratando de encontrar alguna especie de lagarto o iguana pelada guindando (por si acaso guindar es colgar) en alguno de esos sitios. Lo del muchacho redondo o cuadrado (me tenía sin cuidado la grasa que tuvieran ambos) lo deseche en el acto. Es demás decir que en el intervalo mi hija seguía a punta de leche y juguito pues yo no me animaba a preguntar…la sola visión de mi bebecita comiéndose una iguana o lagartija me retorcía las tripas. Pasaron los días hasta que mi hija cumplió los 6 meses, pues nada…le volvió a tocar su control con la pediatra y cuando me preguntó cómo le había ido a la niña con la sopita ya no pude disimular y le conté mis peripecias. La expresión de la doctora no fue normal y las carcajadas las deben haber oído hasta en la Isla de Pascua, que les puedo decir…
    Resulta que lagarto es lo que nosotros llamamos “Pecho o Sancochado” y el muchacho es un simple asado que puede ser redondo o cuadrado, ¿qué tal? ¡Nunca pase una “pena” (vergüenza) tan grande!

    Besos,
    Marilú Torres

  7. INES says:

    jajajja, qué bueno Rossana, yo tengo una anécdota también, en Vzla le dije al que te conté, cuidado con el policía acostado y él se mataba buscando al policia en el suelo, despúes de un rato le dije que era el rompe muelle, fue muy divertido. También mi yerno cuando vino a visitarme a Lima, nos montamos en un taxi y el taxista le dijo Sr. le bajo la luna y él cuacuacua, se mató de la risa al oir que un hombre le decía eso, el lo tomó por otro lado y le dijo Sr. creo que es muy difícil que Ud. me baje la luna….. y así he pasado por muchas otras anécdotas. Ahora tengo un enredo de frases porque ya no sé si son peruanas o venezolanas, y siempre me paro equivocando, a los peruanos les digo frases venezolanas y viceversa. Cariños

  8. Boris. says:

    Me pasa lo mismo en Santiago…………hay que tener cuidado con lo que uno dice para no ofender.

  9. Anonymous says:

    En Venezuela si que han destrozado el idioma.

  10. pelusa estremadoyro says:

    Como me he reido y acordado de mis tiempos en Caracas.
    La compra de fruta era un mate de risa.

    • Anonymous says:

      Parece otro idioma!! Supongo que cada zona hispano hablante tiene su lógica al crear palabras.Para nosotros los Peruanos es de lo más confuso!!

GRACIAS POR SU COMENTARIO. PUEDE ESCRIBIRLO Y PRESIONAR "POST COMMENT". NO NECESITA INDICAR SU NOMBRE NI CORREO ELECTRONICO.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s