¡Mírense fijo en el espejo! ¡Reconozcan su rostro! Y allí estaba yo, pasadas las seis y media de la mañana, contemplándome.

Debido al dolor de espalda y piernas, hace varios meses dejé de trotar. Sin hacerme rollos (y para evitarlos) me dediqué al spinning. Volví así a mi época de hámster desesperado pero feliz, pedaleando sin avanzar, al ritmo de la música (1). Me fue bien, hasta que un día me regresó el fastidio a la espalda acompañado por el del hombro. Radiografías, tomografías, ecografías, medicinas y diez y seis fisioterapias, no fueron suficientes. Un principio de hernia me causaba una punzada lumbar. El malestar del hombro, provenía de un leve “abombamiento” de la columna, según me dijo el doctor. Claro, de allí que toda esta situación me empezara a oler tan mal.

¡Mírense fijo en el espejo! ¡Reconozcan su rostro! ¡Los brazos rectos estirados hacia  adelante a la altura de los hombros! ¿Ahhh? Más abajo. ¡No tan abajo! ¡Ahhhh! Expulsen con fuerza el aire haciendo el ruido de “jaaaaa”. Jaaaaaaa hacía la chica de al lado. Jaaaaa el cuerpo perfecto de otro alumno. Yo, prudente y en absoluto silencio, los observaba de reojo. Nadie conversaba. La profesora era la única con derecho a hablar y lo hacía dándonos indicaciones en español y en un idioma que yo no llegaba a entender. No había música. La temperatura aumentaba. ¡Repitamos el ejercicio! ¡Son veintiséis posiciones que vamos a practicar dos veces cada una!

Nos estiramos hacia todos los ángulos de nuestras articulaciones, nos agachamos, inclinamos, empinamos, nos sentamos en incómodas sillas imaginarias, nos arrodillamos, enrollamos y desenrollamos. ¿Puedo tomar agua? ¡No es el momento! Posición del águila. Peguen su cuerpo como un sándwich de jamón japonés hasta sentir un pequeño infarto al corazón. Ese pequeño infarto los va a proteger de un gran infarto. ¿Ahhh? Dandayamana; Tuladandasana. Levanten el pie derecho. ¡Pateen! La mano al espejo. ¡Que toque el espejo!  El mentón al pecho. ¡Rossana! ¡No te agaches como un conejo! ¡Levanta la cabeza! ¿Ahhh? ¡El mentón al techo! ¡Ahhhh!  ¡Sigue! Trikanasana.  Padangustasana. ¿Ahhh? Girenzumat. ¿Ahhh? ¡Gira tu mat! ¡Que gires tu esterilla y te eches, Rossana! ¡Ahhhh!  Savasana. Posición del cadáver. Ya pueden tomar agua. ¡Ahhhh!

Terminó el calentamiento.  Empecemos la clase. ¿Ahhh? ¡Nadie sale hasta acabar! Son solo noventa minutos de dolor que equivalen a noventa años de salud.  Si se marean,  es que lo están haciendo bien. ¡Todos boca abajo! Oreja derecha sobre el mat. Palmas de las manos hacia arriba. Brazos a los lados. Sean felices. Que nadie les robe nunca la sonrisa del rostro. ¡Todavía agua no, Rossana!

Las letras de mi nombre escritas con plumón indeleble en el mat, empezaron a esparcirse, a evaporarse y con ellas mi cuerpo y mi alma.

Posición de la media tortuga.  Entre equilibrios y desequilibrios siguieron las diferentes posturas Supta, Ardha, Ustra, todas sanas, insanas y rossanas, las que prefiero no describir por temor a mancillar mi diluida honra y a empapar, con el sudor de mi frente, las letras del teclado con el que escribo estas calientes líneas.

Ha pasado más de media hora desde que terminó la clase y me sigo consumiendo. ¡Jaaaaaa! Respiración del fuego.

Por unos días, dejé  descansar mi escrito, pero no mi cuerpo ni mi mente.

Voy por mi quinta clase de  yoga.

Hoy sé que la profesora, sobreestimándonos claro, se dirige a nosotros en una antigua lengua de la India: el sánscrito.

He aprendido también, que los cuarenta grados centígrados de la sala de Bikram Yoga (“Hot Yoga” o “Yoga Caliente”  como lo llaman  para que sea más tentador), tienen fines terapéuticos.

Les puedo decir que, a partir de la segunda clase, giré mi mat con astucia, pues leí en alguna parte, que son los alumnos novatos, quienes al encontrar un espacio vacío -cerca a las estufas- orgullosos y agradecidos los escogen  sonrientes.  Craso error. Es por eso que he tomado posesión de un lugar cercano a la puerta, la misma que de vez en cuando abren, para ventilar la habitación. ¡Haaaaa! Además,  con la humildad que me caracteriza, me he permitido desarrollar con destreza la técnica del “calla y sana”. Una vieja fórmula que enseña que es mejor pedir perdón a pedir permiso. Así que cuando el “¡Agua todavía no!”  se escucha entre el sudor de las paredes, es demasiado tarde. El líquido ya me ha enfriado las venas y reconfortado gran parte del alma. ¡Haaaaa!

Después de este relato, creo importante mencionar que no es por masoquismo -como seguro estarán pensando- que sigo en estos afanes. Debo decir a mi favor y también de Bikram Choudhury, el creador de la rutina, que luego de un par de clases ha mejorado mi espalda. Mis piernas y hombros también se recuperan. Por eso ahora, al mirar mi exhausto rostro al espejo, me concentro en fortalecer mi cuerpo para volver a trotar, a montar bicicleta y, si fuera posible, recobrar mi juventud completa. ¡Vamos Bikram Choudhury, no me digas que no pensaste en eso! ¿Qué hay con las arrugas? ¡No jodas! ¡No te distraigas, Rossana! ¡Los ojos abiertos! ¡La cabeza sobre la pierna derecha levantada! Pierna izquierda bloqueada en el piso. ¡Metan el mentón! ¡Contraigan la barriga! ¡Los brazos sobre las orejas! ¡Bloqueen los codos! ¡La espalda recta! Poco a poco. No hay apuro. Otro día haremos los movimientos avanzados.  ¿Ahhhh?

Escrito  por Rossana Sala, en plena posición de  langosta completa. ¡Jaaaaaa!

Lima, 18 de agosto de 2012.(versión en inglés de este texto en: https://rodandoentrelineas.wordpress.com/2012/09/03/the-back-attacks-back-english-version-of-girenzumat-ahhh/

(1) Algo que escribí sobre mi época de hámster..https://rodandoentrelineas.wordpress.com/2010/04/15/corriente-hamsteriana/

(2) Otra actividad deportiva en la que he incursionado…la Zumba…https://rodandoentrelineas.wordpress.com/2009/06/11/zumba-que-zumba/

Comments
  1. Anonymous says:

    Excelente texto, dinámico como la propia historia, que nos adentra a un mundo que muchos desconocemos. Como siempre, tu escritura impecable. Un afectuoso saludo.

  2. Anonymous says:

    Hola Rosanna

    Me ha gustado mucho cómo sabes utilizar un relato autobiográfico, más o menos digo yo, para relatar con humor una narración dinámica. Me has recordado el estilo de Amelie Nothomb, aunque con mucho más humor por tu parte. Si te apetece leerlo te recomiendo Estupor y Temblores, por ejemplo, de ella,
    Saludos

  3. Rossana Sala says:

    jajaja me sentí en uno de mis fracasados intentos de cualquier deporte! muy bien escrito, lo disfruté!

  4. Anonymous says:

    Toda una catarsis purificadora…muy bien trenzada! Saludos!

  5. René says:

    Muy bueno Rossana….les comentaré a amigos que tienen estudios Bikram en Latino América y España para que pongan tu relato en sus estudios…estoy seguro que motivará a muchos. Que bueno saber que la serie te está ayudando.
    Saludos

  6. Rossana Sala says:

    Simpatiquísimo tu relato, con el humor y el desenfado que te caracterizan. Felicitaciones!

  7. Rossana Sala says:

    Muy bueno!

  8. Rossana Sala says:

    Me ha encantado Rossana!
    Mucha ironía y mucha verdad!
    Qué lindo escribes!

  9. Rossana Sala says:

    Muchas gracias Rossana. Creo que te copmenté en una ocasión que disfruto mucho con tus relatos, me parecen fantásticos! En ocasiones pareciera que describieras parte de mi vida! Así siento!
    Gracias por compartirlo!

  10. Rossana Sala says:

    muy vívido. Me encanto!

  11. Rossana Sala says:

    Hola Rossana
    Me gusta…cada vez más ágil y divertida tu forma de escribir.
    Muchos cariños,

  12. Anonymous says:

    Simpático tu relato Rossana, además de entretenido.

  13. José Antonio Martinez says:

    Hola Rossana, me rei mucho, te describe tal cual, no sabia que existía ese tipo de Yoga, espero te mejores pronto, besote

  14. Norha Stella Mendieta V. says:

    Me gustó mucho, encontré tu estilo en él.

GRACIAS POR SU COMENTARIO. PUEDE ESCRIBIRLO Y PRESIONAR "POST COMMENT". NO NECESITA INDICAR SU NOMBRE NI CORREO ELECTRONICO.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s